FERTILIZANTE MINERAL

SOLIDO

 

COMPOSICION:

 

CALCIO (Ca)…………………………………………….. 22,3%

MAGNESIO (Mg)………………………………………... 6,4 %

HIERRO (Fe)……………………………………………... 0,2 %

MANGANESO (Mn)……………………………………… 0,1 %

COBRE (Cu).……………………………………………… 0,03 %

AZUFRE (S)……………………………………………….. 8,0 %

BORO (B)…………………………………………………...0,05 %

ZINC (Zn)……………………………………………………0,05%

Molibdeno (Mo)……………………………………….…….0,03 %

Reacción en el suelo: Basica                Indice: 42

 

• El aplicar cantidades óptimas de N, P y de otros nutrientes.... no  cantidades excesivas o cantidades muy bajas....para satisfacer las necesidades de los cultivos permite mejorar la eficiencia en el uso de nutrientes y el agua, mientras que al mismo tiempo se minimiza los potenciales efectos negativos  sobre el ambiente y el cultivo.

 

• Los micronutrientes son tan importantes para las plantas como los nutrientes primarios y secundarios, a pesar de que la planta los requiere solamente en cantidades muy pequeñas. La ausencia de cualquiera de estos micronutrientes en el suelo puede limitar el crecimiento de la planta, aun cuando todos los demás nutrientes esenciales estén presentes en cantidades adecuadas.

 

• Algunos factores que afectan el contenido de nutrientes:

 

• Incremento de los Rendimientos de los Cultivos — Mayores rendimientos por hectárea no solo remueven una mayor cantidad de nutrientes primarios y secundarios, sino que también mayores cantidades de micronutrientes. Los micronutrientes no se aplican tan frecuentemente como los nutrientes primarios.., nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K)... o como los nutrientes secundarios. Por lo tanto, a medida que se remueven más micronutrientes, algunos suelos no pueden liberar suficiente cantidad para cubrir las demandas de los actuales cultivos de alto rendimiento.

 

• Prácticas de Fertilización en el Pasado — En el pasado los rendimientos de los cultivos eran más bajos y la fertilización no era una práctica común como lo es hoy. Generalmente, uno de los tres nutrientes primarios era el primer factor limitante del crecimiento.

 

• Tecnología de Producción de Fertilizantes — Los procedimientos actuales de producción retiran las impurezas mucho mejor que los procesos antiguos de manufactura. Por lo tanto, los micronutrientes no se encuentran como ingredientes accidentales en los fertilizantes comúnmente usados.

 

• Con Fortaleza pampa se busca complementar la fertilización de base con P-N y así poder brindarle al cultivo una batería de nutrientes que tenga disponible para su mejor crecimiento y desarrollo del mismo, y por lo tanto  incrementar los rindes.

• Que los cultivos no vean afectados sus rendimientos por deficiencia de algún nutriente que con la aplicación de un fertilizante como fortaleza pampa la podemos corregir.

• Es un fertilizante que se utiliza para reponer los nutrientes que extraemos  con los cultivos o forrajes y  mejorar los rinden de los cultivos sin agotar  y degradar los  suelos cultivados, ayudando a obtener una agricultura sustentable.

• También se lo puede utilizar en suelos salinos o sódicos para mejorar el pH y aumentar la disponibilidad de nutrientes en ese suelo.

• Fortaleza pampa es un fertilizante natural y en su composición se encuentran aquellos nutrientes que esenciales faltantes en otros fertilizantes.

 

• Siete de los 16 nutrientes esenciales para la planta se denominan micronutrientes. Ellos son: boro (B), cobre (Cu), cloro <Cl), hierro (Fe), manganeso (Mn), molibdeno (Mo) y zinc (Zn).  De los cuales 6 contiene fortaleza pampa además de tener en su composición los 3 nutrientes secundarios Azufre (S), Calcio (Ca), y Magnesio (Mg).

 

Instrucciones de uso, dosis y aplicación:

 

Pasturas, soja, trigo, cebada, maíz, sorgo, girasol:

 

En re-fertilización de pasturas, aplicar una dosis entre 200 a 300 kg/ha al voleo.

En cultivos de maíz, sorgo aplicar 200-300 Kg/ha al voleo en polvo.

En cultivo de soja aplicar 200-250 Kg/ha al voleo en polvo.

En cultivo de trigo, cebada aplicar 150-200 kg/ha al voleo en polvo.

En cultivos de girasol aplicar 100-150 kg/ha al voleo en polvo.

En cultivo de colza 200-350 Kg/ha al voleo en polvo.

Utilizar en suelos sódicos o alcalinos 100 a 150 kg/ha en la línea de siembra, en forma pelleteada.

 

No dejar los envases abiertos, este producto se humedece en contacto con el aire.

 

Su presentación es en polvo o granulado. En bolsa de 40 Kg. o en big bag.

 

Antes cualquier consulta, el servicio técnico de Fortaleza S.A. se encuentra siempre a disposición del clientes.

 

 

 

 

Efectos de los nutrientes

 

• Calcio (Ca)

• El calcio es absorbido por las plantas en forma del catión Ca++. Una vez dentro de la planta, el Ca funciona en varias formas, incluyendo las siguientes:

• Estimula el desarrollo de las raíces y de las hojas.

• Forma compuestos que son parte de las paredes celulares. Esto fortalece la estructura de la planta

• Ayuda a activar varios sistemas de enzimas

• Ayuda a neutralizar los ácidos orgánicos en la planta

• Influye indirectamente en el rendimiento al reducir la acidez del suelo (carbonato de calcio). Esto reduce la solubilidad y toxicidad del manganeso (Mn), cobre (Cu) y aluminio (Al)

• Influye indirectamente en el rendimiento al mejorar las condiciones de crecimiento de las raíces y estimula la actividad microbiana, la disponibilidad del molibdeno (Mo) y la absorción de otros nutrientes.

• Es requerido en grandes cantidades por las bacterias fijadoras de N.

 

Magnesio (Mg)

 

• El magnesio (Mg) es absorbido por las plantas como un catión Mg++. Una vez dentro de la planta, el Mg cumple muchas funciones.

 

• El Mg es el átomo central de la molécula de la clorofila, por lo tanto está involucrado activamente en la fotosíntesis. El Mg y el N son los únicos nutrientes provenientes del suelo que son parte de la clorofila, y por esta razón, la mayoría del Mg en las plantas se encuentra en este compuesto.

 

•  Las semillas también tienen un contenido relativamente alto de Mg, aun cuando los cereales como el maíz tienen bajos niveles en sus semillas.

 

•  El Mg también interviene en el metabolismo del fósforo, en la respiración y en la activación de muchos sistemas enzimáticos en las plantas.

 

 

Hierro (Fe)

 

• El Fe es un metal que cataliza la formación de la clorofila y actúa como un transportador del oxígeno. También ayuda a formar ciertos sistemas enzimáticos que actúan en los procesos de respiración.

 

• Debido a que el Fe no se transloca dentro de la planta, los síntomas de deficiencia aparecen primero en las hojas jóvenes en la parte superior de la planta. Una deficiencia severa puede dar a toda la planta un color amarillento a blanquecino.

 

• La deficiencia de Fe puede ser causada por un desbalance con otros metales como el Mo, Cu o Mn.

 

• Otros factores que pueden promover una deficiencia de Fe incluyen:

• Exceso de P en el suelo -

• Combinación de un alto pH, dosis altas de cal, suelo húmedo y frío, y altos niveles de bicarbonato

• Diferencias genéticas de las plantas

• Niveles bajos de materia orgánica en el suelo

 

 

• Manganeso (Mn)

 

• El Mn funciona principalmente como parte de los sistemas enzimáticos de las plantas. Activa varias reacciones metabólicas importantes y juega un papel directo en la fotosíntesis al ayudar a la planta a sintetizar clorofila. El Mn acelera la germinación y la maduración de las plantas e incrementa la disponibilidad de P y Ca.

 

• Las deficiencias de Mn ocurren con más frecuencia en suelos con alto contenido de ma¬teria orgánica y en suelos con pH neutro a alcalino.

 

• Generalmente, las deficiencias de Mn están asociadas con un alto pH del suelo, sin embargo, las deficiencias pueden resultar de un desbalance con otros nutrientes como Ca, Mg y Fe. La humedad del suelo también afecta la disponibilidad de Mn.

 

• Los síntomas de deficiencia son más severos en suelos con un alto contenido de materia orgánica, durante los períodos en los cuales el suelo está saturado. Los síntomas desaparecen a medida que el suelo se seca y la temperatura incrementa. Estas condiciones pueden ser el resultado de una menor actividad microbiana en suelos fríos y húmedos.

 

 

AZUFRE

 

A diferencia del Ca y el Mg que son absorbidos por las plantas como cationes, el S es absorbido principalmente como anión sulfato (SO=4). También puede entrar por las hojas como dióxido de azufre (SO2) presente en el aire. El S es parte de cada célula viviente y forma parte de 2 de los 21 amino ácidos que forman las proteínas. Otras funciones del S en la planta se describen a continuación:

 

• Ayuda a desarrollar enzimas y vitaminas

• Promueve la nodulación en las leguminosas

• Ayuda en la producción de semilla

• Es necesario en la formación de clorofila a pesar de no ser un constituyente de este compuesto

• Está presente en varios compuestos orgánicos que dan el olor característico al ajo, la mostaza y la cebolla

 

Deficiencia de azufre produce:

- Disminución de la fijación de nitrógeno atmosférico que realizan las bacterias.

- Alteración de procesos metabólicos y la síntesis de proteínas.

- Crecimiento lento.

- Debilidad estructural de la planta, tallos cortos y pobres. - Clorosis en hojas jóvenes.

- Amarillamiento principalmente en los "nervios" foliares e inclusive aparición de manchas oscuras (por ejemplo, en la papa).

- Desarrollo prematuro de las yemas laterales.

- Formación de los frutos incompleta.

 

 

 

 

Boro (B)

• El B es esencial para la germinación de los granos de polen, el crecimiento del tubo polínico y para la formación de semillas y paredes celulares. Forma tam¬bién complejos borato-azúcar que están asociados con la translocación de azúcares y es importante en la formación de proteínas.

• La deficiencia de B generalmente detiene el crecimiento de la planta... primero dejan de crecer los tejidos apicales y las hojas más jóvenes. Esto indica que el B no se trasloca fácilmente en la planta.

• • Materia orgánica — La materia orgánica es la fuente de B más importante en el suelo. En climas cálidos y secos, la descomposición de la materia orgánica en la parte superior del perfil del suelo es lenta. Esto puede llevar a una deficiencia de B. a temperaturas bajas, la descomposición de la materia orgánica también se hace lenta, y se liberan bajas cantidades de B, afectando a muchos cultivos de clima frío (col de Bruselas, rábanos, etc.). El mismo proceso ocurre en siembra directa donde la descomposición de la materia orgánica es baja.

• Condiciones climáticas — El clima seco restringe la actividad de las raíces en el suelo y esto puede causar una deficiencia temporal de B. Los síntomas tienden a desaparecer inmediatamente después de que el suelo recibe un poco de lluvia. El crecimiento de las raíces puede continuar, pero el potencial de producción del cultivo a menudo es menor que el normal.

• pH del suelo — El B está disponible para la planta en un rango de pH entre 5.0 y 7.0. A valores de pH más altos la absorción de B se reduce.

 

Molibdeno (Mo)

• La planta requiere Mo para sintetizar y activar la en¬zima nitrato - reductasa. Esta enzima reduce el nitrato a amonio dentro de la planta. El Mo es vital para el proceso de fijación simbiótica de N, llevado a cabo por la bacteria Rhizobium en los nódulos de las raíces de las leguminosas. También es necesario para con¬vertir el P inorgánico a su forma orgánica en la planta.

• Los síntomas de deficiencia de Mo se presentan como un amarillamiento general y una falta de creci¬miento de la planta. La deficiencia de Mo promueve el aparecimiento de síntomas de deficiencia de N en leguminosas como la soja y la alfalfa, debido a que la carencia de Mo no permite que las leguminosas fijen N del aire.

• . El Mo se hace más disponible a medi¬da que sube el pH del suelo, opuestamente a lo que sucede con la mayoría de los otros micronutrientes. Por lo tanto, las deficiencias ocurren más comúnmente en suelos ácidos

 

COBRE (Cu)

• El Cu es necesario para la formación de clorofila y cataliza varias otras reacciones en las plantas... a pe¬sar de no ser parte del producto(s) que se forma con esas  reacciones.

• Los cereales de grano pequeño con deficiencia de Cu pueden dejar de formar panoja o grano

• Los suelos orgánicos son los más propensos a ser deficientes en Cu. Estos suelos generalmente contienen niveles adecuados de Cu, pero lo retienen tan fuertemente que solo una pequeña cantidad es disponible para el cultivo. Los suelos arenosos, bajos en materia orgánica, también pueden llegar ha ser deficientes en Cu, debido a pérdidas por lixiviación. Los suelos pesados (arcillosos) son los que tienen menos probabilidad de desarrollar deficiencias de Cu.

 

Zinc (Zn)

• El Zn fue uno de los primeros micronutrientes reco¬nocido como esencial para las plantas. Además, es el micronutriente que con más frecuencia imita los rendimientos de los cultivos.

• El Zn ayuda a la síntesis de sustancias que permi¬ten el crecimiento de la planta y la síntesis de varios sistemas enzimáticos. Es esencial para promover cier¬tas reacciones metabólicas y además es necesario para la producción de clorofila y carbohidratos.

• El Zn no se transloca dentro de la planta, por lo tanto, los síntomas de deficiencia aparecen primero en la hojas nuevas y otras partes jóvenes de la planta.

• La deficiencia de Zn en maíz hace que el ápice se torne de color amarillento claro o blanco en las etapas iniciales de crecimiento de la planta. Las hojas desarrollan franjas de color amarillento (clorosis) localizadas a un lado o a ambos lados de la nervadura central

• Los suelos pueden contener desde pocos hasta cientos de kg de Zn por hectárea. Generalmente, los suelos de textura fina contienen más Zn que los sue¬los arenosos. Sin embargo, el contenido total de Zn en el suelo no indica cuanto de este nutriente está disponible para el cultivo. Varios factores determinan esta disponibilidad:

• • pH del suelo — El Zn es menos disponible a me¬dida que sube el pH del suelo. Aquellos suelos encalados a pHs superiores a 6.0 pueden desa¬rrollar deficiencias de Zn, especialmente en suelos arenosos. Las deficiencias no se presentan en todos los suelos con pH cercano a la neutralidad o alcalino, simplemente la probabilidad de deficiencia es mayor. La concentración de Zn en el suelo se reduce 30 veces por cada unidad de in¬cremento en pH entre 5.0 y 7.0.

• • Alta cantidad de P en el suelo — Deficiencias de Zn pueden presentarse en suelos con una alta disponibilidad de P. Varios cultivos han demos¬trado ser susceptibles al efecto de la interacción Zn—P. Altos niveles de Zn o de P pueden reducir la absorción del otro.

• • Materia orgánica — Abundante Zn se puede fijar en las fracciones orgánicas de suelos con alto contenido de materia orgánica. También se pue¬de inmovilizar temporalmente en los cuerpos de los microorganismos del suelo, especialmente cuando se aplican desechos de corral. Por otro lado, la disponibilidad del Zn en suelos minerales está asociada con la materia orgánica. Niveles bajos de materia orgánica en el suelo son a menudo indicativos de una baja disponibilidad de Zn.

 

• Lixiviación — El Zn es adsorbido por los coloides del suelo. Esto ayuda a que este nutriente no se pierda por lixiviación y se mantenga en la zona radicular

 

• Suelos fríos y húmedos — Las deficiencias de Zn ocurren temprano en el ciclo de crecimiento, en suelos fríos y húmedos de zonas templadas. En estas condiciones el crecimiento radicular es lento y las raíces no pueden absorber suficiente cantidad de Zn para satisfacer las necesidades de la planta. En ocasiones las plantas parecen superar esta deficiencia, pero los rendimientos podrían ya haber sido afectados significativamente.

 

• Actividad biológica del suelo — La disponibilidad de Zn es afectada por la presencia de cierto hongo en el suelo, denominado micorriza, que forma una relación simbiótica con las raíces de las plantas. Este hongo benéfico ayuda a la planta a absorber Zn.

 

 

 

El Tiempo Carlos Casares